Piscinas Gunitadas

Construcción

Piscinas Gunitadas

Descripción General

La técnica del gunitado en piscinas es un sistema de construcción de vasos de piscinas de obra, que se basa en proyectar hormigón a gran velocidad con un cañón (en inglés “gun” de ahí el nombre de gunitado) o manguera de alta presión sobre una superficie, pudiendo construir sobre cualquier tipo de superficie con el objetivo de conseguir un muro continuo, con mucha resistencia y poco espesor, para contener y soportar la presión ejercida por el terreno, con cualquier tipo de pendiente, ofreciendo una buena impermeabilización del vaso.

La técnica de gunitar hormigón también es conocida como proyectar hormigón, y puede consistir en la proyección de mortero. También se basa en proyectar hormigón formando capas hasta obtener el espesor adecuado.

El gunitado ha revolucionado el sector de las piscinas de hormigón, ya que mejora la impermeabilización y estanqueidad del vaso en terrenos favorables al existir menos poros en las paredes del vaso. Con el uso de esta técnica se pueden construir piscinas con diseños personalizados y originales con acabados óptimos que serían muy difíciles de conseguir con otras técnicas. Esto es posible gracias a su gran versatilidad.

En la actualidad se usan tres procesos distintos para el gunitado de una piscina que son: Mezcla seca, mezcla húmeda y mezcla semi-húmeda.

Si está en plena construcción de su piscina y necesita gunitarla, no dude en solicitar presupuesto a Piscinazos, ya que disponemos de los mejores profesionales con máquina gunitadora propia que le harán la mejor oferta.

Características

Las características generales de una piscina de obra son las siguientes:

  1. La forma de la piscina la elige el cliente. Hay formas estándard como rectangular, ovalada, en forma de L, etc… pero el diseño de la piscina es totalmente personalizable en este tipo de piscina.
  2. No existen límites de tamaño. Las piscinas de hormigón se pueden hacer tan grandes o tan pequeñas como el cliente demande. Por este motivo, se suele optar por este tipo de piscina para las piscinas comunitarias, en hoteles, campings, complejos de ocio, etc.
  3. Pueden ser elevadas o enterradas. La opción de hacerla enterrada siempre será más económica (al contrario de lo que se pueda pensar) porque una excavación tiene un coste menor que la base de hormigón que requiere una piscina elevada.
  4. El revestimiento que se suele utilizar para las piscinas de hormigón es el gresite con una capa de impermeabilizante por debajo. Pero en los últimos años hay clientes que optan por revestir directamente de liner armado para asegurarse la estanqueidad.
  5. Existen una infinidad de acabados disponibles para las piscinas de hormigón, tanto para el interior del vaso como para el exterior.
  6. Se puede añadir cualquier tipo de equipamiento o accesorio opcional que desee el cliente tal como un clorador salino, luces led, cobertor para la piscina, limpiafondos, jacuzzi integrado, etc.
  7. Pueden tener escaleras de acceso integradas en el vaso, bien en forma de arco que sobresale de la piscina, en una esquina o ocupando todo un lado de la piscina. También se puede optar por poner escaleras metálicas prefabricadas.
  8. La duración de la obra de una piscina de hormigón oscila entre los 10 y los 20 días dependiendo de si se requiere excavación o no, del tamaño, del revestimiento elegido y de los extras que se contraten para la piscina.
  9. Las piscinas de hormigón sigue siendo en la actualidad el mejor tipo de piscina, el más fialbe y el que más posibilidades ofrece. Obviamente también son las piscinas más caras aunque la diferencia de precio con las piscinas prefabricadas se ha visto bastante reducida en los últimos años.
  10.  
Piscinas gunitadas

Preguntas Frecuentes

Las piscinas de obra suelen estar construidas de hormigón gunitado o proyectado.

Dependerá de las dimensiones, excavación y acabados. La duración de la obra suele ser de entre 10 y 20 días.

El eje principal del mantenimiento diario es la limpieza, que deberá realizarse mediante chorro de agua fría a alta presión, frotando con un cepillo de albañil si hay que eliminar verdina o moho.

Si el revestimiento es de gresite, es recomendable realizar una lechada de la piscina cada 4 años aproximadamente.

No es recomendable mantener la piscina vacía en periodos largos, ya que puede agrietarse el vaso, se recomienda no vaciarlo nunca, solo en caso de contaminación del agua o avería.