Equipamiento Cobertura mantas solares

Equipamiento de la piscina

Mantas solares

Descripción General

Las mantas solares son otra opción más englobada dentro de las energías solares. Estos accesorios están muy demandados en el mundo de las piscinas debido a su excelente climatización del estanque que permite disfrutar de nuestra piscina por mucho más tiempo, sin limitarnos a los días soleados o a los meses de verano.

Se trata de tejidos continuos de material sintético resistente a los rayos UV (polietileno normalmente) de distinto gramaje (y precio); normalmente se refuerzan en los extremos con un ribete resistente y ojales para su manipulación. Produce un efecto lupa con los rayos del sol y consigue que éstos incidan más profundamente en su piscina; evitan que durante la noche el calor del agua (a una temperatura más elevada que el ambiente) se propague al exterior.

Este accesorio se utiliza con el objetivo de maximizar los beneficios que nos ofrecen las piscinas,  ya que no solo nos ofrece la posibilidad de climatizar el estanque, también se emplea para mantener la temperatura del agua durante mucho más tiempo. El agua de la piscina se ha calentado por la radiación solar durante el día mientras la manta térmica se estaba aplicando, por lo que se disminuye el salto térmico.

Características

Las mantas térmicas son cobertores formados por dos membranas de polietileno. En su centro guardan una pequeña cámara de aire formada por pequeñas burbujas. Las características principales de este accesorio son las siguientes:

  • Son muy livianas y ofrecen gran resistencia.
  • Al estar compuesta de polietileno, posee aditivos para contrarrestar la acción que los rayos ultravioleta puedan causar en la manta.
  • Tiene una densidad muy baja. Esto le permite flotar sobre el agua.
  • Evita que suciedad u objetos no deseados se precipiten hacia la piscina.
 
Mantas térmicas para piscinas

Preguntas Frecuentes

El mantenimiento de las mantas solares es prácticamente nulo, ya que este accesorio solo debe higienizarse cada cierto tiempo utilizando agua y un paño. En este proceso se deben retirar las hojas y el polvo que se encuentren sobre la manta para optimizar su rendimiento.

El calor del agua solo se pierde a través del espejo de ésta. En caso de que ya dispongamos de un climatizador, se podrá optimizar su rendimiento, ya que no permite que el agua pierda el calor adquirido durante el tiempo que se haya utilizado el equipo.

La garantía que suelen ofrecer las mantas térmicas es de dos temporadas de verano.

Para conservar la calidad de las mantas térmicas no se debe caminar ni tenderse encima de ellas ni tampoco nadar por debajo.