Equipamiento Cobertura lonas de invierno

Equipamiento de la piscina

Lonas de invierno

Descripción General

Las lonas de invierno son indispensables para conservar la calidad del agua en nuestra piscina cuando no nos encontramos en la temporada de verano.

Se fabrican normalmente con tejido de poliéster recubierto de PVC (bicolor: azul al exterior y negro en la superficie interior); de tramado cerrado y opaco por lo que evita el paso de la luz solar. Suelen tener una o varias rejillas de desagüe para evitar un peso excesivo continuado y refuerzos con ribetes perimetrales; se colocan con gomas a los anclajes extraíbles dispuestos a medida. Este tipo de lonas permitirá que la piscina esté limpia, evitando que la suciedad caiga dentro y ayudando en su conservación.

Este cobertor evita que residuos (como hojas o insectos) caigan al agua, ayudando a que se mantenga limpia pero también previene problemas de mantenimiento, ya que la suciedad que se introduce en la piscina puede conllevar a la aparición de bacterias.

La prevención es la mejor solución para que el agua de nuestra piscina no se deteriore con el paso del tiempo y así se conserve en las mejores condiciones durante el mayor tiempo posible.

Características

Las características principales de las lonas de invierno son las siguientes:

  • Evita la descomposición del agua.
  • Anula los efectos de las heladas.
  • Impide que la suciedad pase.
  • Reduce los trabajos de la puesta a punto.
  • Conserva el vaso de la piscina.
  • Hace posible que el agua pueda ser reutilizada.
 Los elementos que conforman las lonas de invierno son indispensables para su buen funcionamiento, tal y como aparece en la imagen a continuación:
Elementos de una lona de invierno