Equipamiento climatizacion paneles solares

Climatización

Paneles Solares

Descripción General

La energía solar es una de las formas naturales para el calentamiento del agua de la piscina; el sistema es automático y se basa en mantener el agua caliente gracias a la exposición solar de los paneles.

La ubicación de los paneles solares, instalados en cubiertas, en el suelo o sobre pérgolas, debe realizarse con una relativa proximidad al vaso para evitar las pérdidas de energía en el trazado. Normalmente, el sistema solar utiliza la potencia de la bomba depuradora para funcionar, a través de una válvula que se instala a la salida del filtro. El agua, una vez depurada, se desvía a los colectores y pasa por sus pequeños conductos donde se calienta por la acción del sol; el agua calentada vuelve a la piscina y mezcla su temperatura en el vaso.

Existen varias soluciones en el mercado para dar respuesta a la misma situación; habitualmente, su diseño de tubos individuales ofrece muy poca resistencia al viento, siendo capaces de resistir sin problemas vientos de hasta 120 km/h. En caso de sufrir daños por circunstancias adversas, los tubos pueden ser reparados individualmente con un kit de reparación. Por último, el sistema de anclaje suele ser rápido, sencillo y diseñado para erradicar los riesgos de filtraciones en su posicionamiento sobre cubiertas.

Características

Los paneles solares son característicos por la forma en la que se divide su funcionamiento. Este consta de cinco pasos:

  • La bomba de la piscina lleva el agua hasta los paneles con un impulso.
  • El agua se calienta mientras pasa por los canales del panel, que la dirigen hasta la tubería de retorno de la piscina, que se encuentra en la parte superior de los paneles.
  • El agua, ya tibia, vuelve hacia la piscina.
  • Este proceso se repite hasta que se consigue alcanzar la temperatura deseada.
 
Instalación de paneles solares en piscinas